La famosa “cláusula suelo” y la devolución de los intereses.

¿Qué es?

La famosa cláusula suelo es un “pacto” o “negociado” que se introduce en la póliza que regula la hipoteca firmada entre el banco y el futuro deudor. Esta cláusula establece un interés mínimo de la hipoteca que el cliente deberá pagar -aunque el Euribor esté por debajo de esta-; normalmente el Euribor indica diariamente el tipo de interés que debe afectar a las hipotecas en la zona euro.

Esta cláusula suelo ha supuesto desde el año 2.013 hasta ahora, un duro golpe a todo hipotecado afectado por ella, pues manteniene los intereses entorno una media del 3’12%, mientras el Euribor se encuentra hasta llegar al 0’15% -la media en marzo del presente año ha sido del 0’212%.

En otras palabras, la cláusula suelo impide al deudor, beneficiarse de la bajada del índice Euribor; provocando que paguemos nuestras hipotecas, bajo el mismo tipo de interés que cuando estábamos en plena expansión económica, ignorando el interés real del mercado y aferrándose a los intereses que en su día consiguió que su hoy deudor firmara.

A modo de ejemplo, una hipoteca con un principal de 150.000 euros, con un plazo de diez años y estando el euribor a 0’50%, debería estar pagando en intereses un importe anual de 750 euros. Los bancos, con la aplicación de la famosa cláusula suelo y por ello añadiéndole ese 3% al tipo indicado por el euribor, están cobrando 5.250 euros.

Más gravosa se convierte esta situación cuando en ningún momento el banco ha procedido a informar debidamente en qué consiste exactamente dicha cláusula.

¿Qué se puede hacer?

Una vez verificada la existencia de la cláusula suelo en el negocio jurídico en el que la hipoteca nace, se debe interponer una demanda en contra de esta ante el Juzgado de lo Mercantil; demandando al banco, con el fin de que el Juez declare la nulidad de la cláusula suelo y se proceda a la devolución de buena parte de los intereses pagados por encima del Euribor. Todo ello por una mala gestión y continuas irregularidades del banco.

A partir de las sentencias del Tribunal Supremo, en el que se condena a devolver los intereses cobrados por el hipotecado “en atención a un claro abuso e irregularidades en la contratación de las citadas cláusulas suelo”, Almar Lawyers pretende iniciar un nuevo canal de apoyo a los afectados.

Si estás pagando una hipoteca y sospechas que tu hipoteca está afectada por la cláusula suelo, contáctanos; sin ningún tipo de compromiso revisaremos tu situación hipotecaria y te indicaremos cuánto estás pagando de más al banco.

This post is also available in: Inglés Catalán Alemán

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *